Quienes somos

   DESGUACES QUESADA comienza como una empresa dedicada a la compra y venta de piezas de todo tipo de vehículos a motor. El fin de esta red es evitar la deposición de los residuos peligrosos que contienen los vehículos en zonas no autorizadas y no acondicionadas con el objetivo de evitar toda contaminación posible.

nave

   DESGUACES QUESADA forma parte de esta red de centros autorizados que dedica su actividad a descontaminar y separar todos los residuos peligrosos del vehículo, asegurando de esta forma la adecuada gestión de los mismos y fomentando el reciclaje y la reutilización del resto de componentes. Con el adecuado estudio y secuenciación de las actividades, la obtención de las preceptivas autorizaciones y los estrictos controles medioambientales que exige la normativa, la actividad de descontaminación y aprovechamiento, que se pretende ampliar, puede reutilizar y valorizar no menos del 90% en peso del 100% de los vehículos fuera de uso recepcionados. Todo ello se realizará sin acumulación apreciable, es decir, lo que llega a la instalación es procesado y sus diversos componentes son específicamente tratados y reciclados o valorizados. El proceso, globalmente considerado, posee un indudable interés medioambiental.
Para alcanzar estos objetivos es imprescindible acometer inversiones de importancia en infraestructuras, investigación y desarrollo, así como crear nuevos puestos de trabajo, dotando a los empleados de la adecuada formación técnica medioambiental.

   Entendemos que la actividad descrita, además de la importante función medioambiental que desarrolla y de la creación de puestos de trabajos, presta un servicio imprescindible para el ciudadano y para la administración local, ya que no sólo se asume la gestión obligatoria de un residuo peligroso, sino que se realiza una adecuada gestión de los residuos generados durante el proceso de descontaminación y se recupera el valor económico de los materiales reutilizables. Asimismo, creemos que el emplazamiento indicado es adecuado, ya que, además de considerarse una actividad industrial, que se desarrollará en el tipo de suelo correspondiente alejado de viviendas, la parcela dispone de las características técnicas necesarias para la adecuada gestión de residuos, la evacuación de aguas residuales y el suministro de agua y energía eléctrica.